jueves, 16 de febrero de 2012

Admiren este paisaje malagueño porque va a ser destruido


La vecina de la Urbanización de Pinares San Antón, Nadine Geyskens, ha comenzado una recogida de firmas contra un proyecto urbanístico que aniquilará algarrobos, pinos, eucaliptos, almendros y olivos en los que tiene su hábitat el camaleón. El Observador les ofrece hoy una hermosa vista de este paraje verde antes de que desaparezca.

“Mi nombre es Nadine Geyskens y soy vecina de la Urbanización de Pinares San Antón. Me enteré hace unos días del proyecto de Lagarillo Blanco. Fui a la Gerencia de Urbanismo y hablé con el técnico encargado de realizar los últimos toques a este proyecto. Me ha dicho que están terminando la ubicación de las calles y que las obras empiezan dentro de un año. El proyecto consta de 314 casas, un hotel, un pequeño centro comercial y un colegio con zona deportiva”.

“Conozco bien la zona del Lagarillo Blanco, por la que paseo diariamente con mis perros. Entiendo que este proyecto data de hace muchos años y tiene una licencia legal, pero pienso que es algo incalificable. Esta zona tiene muchos árboles como algarrobos, pinos, eucaliptos, almendros y olivos. Es el hábitat del camaleón. Una zona verde, tan cerca de la ciudad, no se debe sacrificar por el interés económico de unos pocos individuos. Además, no hacen ninguna falta más casas, al contrario, hay muchísimas. Una vez más, el hormigón irá ganando a la naturaleza”.

Revista El Observador, 13/02/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada