lunes, 3 de marzo de 2008

La calle Fresca y el empedrado en riesgo de extinción


Los vecinos del entorno temen la desaparición de este artístico suelo, colocado hace medio siglo, por las obras de remodelación que se anuncian.

La calle Fresca debe su nombre a la sensación de frescor que proporcionaba este pasillo estrecho en el que el sol lo tenía complicado para aparecer. Según Bejarano Robles, por las inmediaciones se encontraba la calle del Toril y su placita, pues por ese lugar salían los toros que se toreaban en la actual plaza de la Constitución.


Con motivo del acuerdo del cine Astoria, el Ayuntamiento de Málaga ya anunció la renovación urbana de las calles Moreno Monroy, Nicasio Calle y la calle Fresca. Además de una serie de fuentes y esculturas que sin duda darán un aire estupendo al entorno, el Consistorio quiere cambiar el pavimento, incluido el de la calle Fresca.


El empedrado artístico de esta calle fue colocado a finales de los años 50 o principios de los 60, empleando a artesanos. Todavía puede verse una traza parecida en la calle Cabello, junto a San Felipe Neri.


El suelo artístico de chinos sigue siendo uno de los motivos más fotografiados por los turistas que pasean por la calle Fresca. Con la profusión de escuelas taller que hay por el Centro, se hace difícil de entender el interés por cargarse este hermoso pavimento, en lugar de rehabilitarlo y dejarlo como nuevo.


En Málaga, ciudad de nuevos ricos, impera el ´borrón y cuenta nueva´ entre nuestros políticos, que quieren dejar su impronta como sea, mandando al carajo cualquier intento de conservación del pasado.


La sustitución del pavimento de la calle Fresca es un gesto merdellón ´muy nuestro´. Antes que conservar un rincón artístico del pasado, el gestor malagueño prefiere sacar el fajo de billetes e iniciar una nueva era... hasta el siguiente mandamás de turno.


Con este espíritu, así se explican barbaridades como el reciente repellado de cemento del suelo original del patio de los naranjos de la Catedral. Y así se explica que el dinero que el Consistorio se gastará en arrancar el empedrado de la calle Fresca, no se emplee en sustituir el lamentable adoquinado de la plaza del Siglo, ejemplo genial de acabado chapucero.


Con el anunciado arreglo de la calle Fresca, el Ayuntamiento demuestra la misma sensibilidad artística que ´Mazinger Z´. Y luego nos quejamos de que a Málaga 2016 no le apoya ni el Tato.

Alfonso Vázquez, La Opinión de Málaga, 01/03/2008


1 comentario:

  1. Lo mismo pasó con Calle Beatas:
    http://www.youtube.com/watch?v=AB0AX0Q2ZBc

    ResponderEliminar