sábado, 11 de febrero de 2012

Una ruta turística entre almendros


El paseo por el "cinturón verde" de Málaga podría tener unos 40 kilómetros.

José Martín extiende la mano y describe un paisaje enmarcado por un cielo sin nubes, con la parte trasera del Monte San Antón presidiendo la escena y detrás, la línea de la costa que se pierde por la izquierda escoltada por la Sierra de Mijas. «Si es que desde aquí, hasta el puente del viaducto de la Mosca es bonito», afirma.
Hace 20 años que José Martín fundó la asociación de vecinos de Alto Jaboneros que preside. Su familia es una de las más antiguas de los Montes, igual que la de Salvador Cuenca, presidente de la asociación de vecinos de El Detalle.

Las dos forman parte de la plataforma de asociaciones de vecinos de los Montes, que no deja de pelear por la buena marcha de este rincón de Málaga. Ahora, la propuesta de las asociaciones es «un proyecto de ruta turística por los Montes de Málaga y que las administraciones nos ayuden», precisa Salvador Cuenca.

Para reforzar esta petición, los dirigentes vecinales acompañaron ayer a La Opinión por la ruta propuesta, que en estos días finales de enero ya está con los almendros florecidos. «El almendro florece en febrero pero por calor puede florecer antes, que es lo que ha estado pasando los últimos años», relata Salvador.

El proyecto vecinal incluiría un paseo de unos 40 kilómetros por lo que José Martín llaman «el cinturón verde de Málaga». «De la plaza de la Constitución a la Venta Galwey hay 23 kilómetros y de allí a Fuente Olletas, 19 kilómetros», calcula.
Para realizarlo, los vecinos proponen la instalación de miradores en puntos con buenas vistas, como la que ha descrito José Martín con el San Antón de testigo.

La ruta, en un primer tramo, subiría por la Carretera de Olías hasta llegar a la barriada de Olías, donde podía tener una de las paradas. A continuación pasaría por un lugar histórico para los habitantes de los Montes, un puerto que no está en cartel alguno y que es conocido como el Puerto de la Bolina (la bolina es una mata que se usaba para alimentar los hornos de los caleros de la zona). «Está en el cruce de las carreteras de Olías, Comares y Colmenar, ahí siempre hubo un bar y la gente del campo de Alto Jaboneros, la parte alta del río Totalán y del arroyo de la Caldera, allí cogíamos el Alsina y también pasaban los camiones para bajar los frutos del campo», explica José. Por el camino, la carretera pasa por las bodegas de la antigua Casa de Guardia, histórico recuerdo de unos montes convertidos en el pasado en un mar de viñas.

El sol de la mañana ilumina los almendros, que parecen encenderse y volverse traslúcidos en las laderas.
Para José Martín, la ruta turística «tendría un gasto mínimo» y en cuanto a mejora de las carreteras, recuerda que «por aquí pasa el autobús Alsina cuatro veces al día y tiene 60 plazas, aunque todo lo que sean mejoras, bienvenidas sean».

El Puerto de la Bolina viene precedido por un paisaje de encinas, alcornoques y almendros con flores blancas y rosas arropados por antiguos lagares y cortijos.

Al llegar a Alto Jaboneros, el paisaje se duplica, porque el paseante puede elegir entre la cuenca del arroyo, con casas blancas y restos de antiguos molinos con el horizonte que tiene a la espalda con las cumbres blancas de la Sierra de Tejeda, la de Riogordo y el pueblo de Periana en un cojín verde.

La ruta pasa muy cerca del más que centenario lagar de la Parra, con almendros florecidos que según el responsable de Alto Jaboneros superan el siglo; por El Detalle y ya entra en el Parque Natural de los Montes, una gesta de la repoblación forestal en el que descansa la histórica venta Galwey y la no menos famosa fuente de la Reina, el tradicional punto de descanso antes de entrar en la capital.

Viñas, olivos, encinas, hinojos, pinos, almendros en flor...y hasta los humildes matagallos, la planta que las mujeres de los Montes empleaban para lavar los cacharros, a falta de jabón.

«Este recorrido beneficiaría a todos los Montes de Málaga y daría algo nuevo a las personas que vienen en los cruceros», señala José Martín, que como Salvador Cuenca espera que las administraciones recojan el guante.

Alfonso Vázquez, La Opinión de Málaga, 24/01/2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada