martes, 1 de abril de 2008

Pautas para rehabilitar

Una radiografía al detalle de los edificios que componen la manzana por la que discurren las calles Beatas y Tomás de Cózar. Esto es lo que han elaborado miembros de la Universidad Politécnica de Milán, bajo la dirección de su vicerrector, Vicenzo Zucchi, en colaboración con arquitectos de la Gerencia Municipal de Urbanismo.


La iniciativa, enmarcada dentro del programa de la Unión Europea Interreg III, ha dado como fruto un completo trabajo de análisis de las construcciones y características urbanísticas de las casas ubicadas en las mencionadas calles que se plasmará próximamente en un libro.


El documento, al que pudo tener acceso este periódico, recoge de manera pormenorizada los planos de planta y alzado de cada una de las edificaciones, señalando aquellos elementos que deberían ser preservados o recuperados en caso de su rehabilitación o reconstrucción. El estudio del politécnico de Milán los clasifica y establece para cada uno de ellos una recomendación para procurar que los inmuebles mantengan las características particulares con las que fueron concebidos hace siglos, en algunos casos.


Interior


«En la rehabilitación del Centro Histórico se ha insistido fundamentalmente en la preservación de las fachadas, pero este trabajo va mucho más allá y apuesta por mantener también la distribución interior de cada uno de los edificios, cómo tienen que ser los patios, los muros de carga y las estancias situadas inmediatamente después de las fachadas, entre otras cuestiones», comentaron fuentes municipales.


Además, el estudio ha permitido descubrir que las composiciones de las fachadas de estas calles responden, pese a su estrechez, a un cierto ritmo en cuanto a la disposición de las ventanas y las cornisas que debe ser respetado. «Nos hemos dado cuenta de que los arquitectos de siglos pretéritos no hacían las cosas por capricho, sino que tenían muy en cuenta el entorno en el que se realizaban sus proyectos», agregaron.


Según las fuentes, al margen de su publicación, el Ayuntamiento aún no tiene claro en qué va a emplear el estudio. En ese sentido, baraja la posibilidad de incorporarlo en parte o en su totalidad a las ordenanzas urbanísticas que rigen la edificación y rehabilitación en el Centro.

Diario Sur, 31/03/08


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada