miércoles, 7 de diciembre de 2011

Caminar hasta el colegio


El Ayuntamiento lleva meses analizando la ejecución de rutas escolares, ya en marcha en ciudades como Madrid y Barcelona, y con las que se busca reducir la congestión de tráfico en el entorno de las escuelas.

El Ayuntamiento de Málaga empieza a dar los primeros pasos para sumarse a las aún pocas ciudades españolas (muchas más en el ámbito europeo) que disponen de sendas especialmente diseñadas para facilitar el tránsito peatonal de los escolares a los centros educativos. Estas infraestructuras, impulsadas hace varias décadas en varios países del norte del viejo continente, tienen un objetivo claro: ser una solución alternativa para que los alumnos vayan andando o en bici al colegio o al instituto sin que ello genere el caos de tráfico que de forma tradicional se genera en el entorno de estos equipamientos a primera hora de la mañana y la tarde.

El asunto, no obstante, se encuentra aún en una etapa embrionaria, según confirmó a este periódico el concejal de Movilidad, Raúl López. El edil del PP explicó que en este momento su departamento ha comenzado "los trámites para implantar" los denominados caminos escolares. "Son viales protegidos dirigidos a los escolares y a los padres, para que desde las cercanías de sus casas o de zonas de estacionamiento puedan llegar hasta las puertas de entrada a los centros".

"Es una idea en la que llevamos trabajando unos meses, aunque aún tenemos que cerrar cómo lo hacemos y los itinerarios en los que se aplica", añadió. Sin ser una solución definitiva, varios estudios elaborados subrayan el valor de este tipo de acciones para evitar la acumulación de vehículos en las zonas escolares, con el riesgo que ello supone para los menores, y potenciar la autonomía de los estudiantes. Un problema sobre el que se ha vuelto a poner luz tras la trágica muerte hace una semana de un padre y un hijo tras ser arrollados por un vehículo cerca de un colegio en Cerrado de Calderón.

Más allá de ello, ¿qué puede hacer Movilidad para minimizar el riesgo en las entradas a los colegios? López destacó la labor de coordinación que se mantiene con la Policía Local y consideró que desde el punto de vista de circulación no hay más que hacer. "No tenemos detectado que haya anomalías", expuso.

El impulso de estas medidas viene siendo reclamado desde algunos años por diversos colectivos favorables a una movilidad sostenible en la ciudad, entre los que se encuentra Ruedas Redondas. El responsable de este ente, Alonso González, que además es maestro de escuela, es claro: "El entorno de los colegios se ha convertido en una zona caótica y peligrosa debido a la pretensión de los padres de transportar en coche a los niños hasta la misma puerta". Es por ello, que González abogó por un programa de caminos escolares que permita restringir el tráfico en el entorno de los colegios; eliminar hileras de aparcamientos para convertirlos provisionalmente en acera y carril-bici; restringir el aparcamiento o disponerlo en zig-zag para reducir la velocidad; controlar los tiempos de los semáforos, aumentando el tiempo de paso de peatones en las horas de entrada y salida, y no permitir llegar con el coche a menos de 200 metros del colegio.

Un ejemplo de lo expuesto se viene desarrollando en los últimos cinco cursos en el colegio Jorge Guillén, en El Palo, donde se fomenta la utilización de medios de transportes sostenibles para ir al colegio, como caminar o pedalear. Esta opinión es compartida por una de las representantes de la Federación de Padres de Alumnos, Fedapa, Pilar Triguero, quien precisó que "hace mucho tiempo" que desde su colectivo y otros "venimos explicando a los ayuntamientos la necesidad de que en las zonas escolares se evite en lo posible el tráfico, no sólo por el riesgo que puede tener para los alumnos, sino también por el aumento de la contaminación que ello supone".

Triguero valoró el paso dado por el Consistorio malagueño, ya que, según dijo, es uno de los primeros de Andalucía que actúa en este sentido. Eso sí, reclamó "que el estudio sea corto". "Lo que es penoso es que siempre reaccionemos cuando hay un suceso luctuoso. Aunque sea tarde lo importante es que no vuelvan a ocurrir hechos como el de Cerrado de Calderón", añadió.

Una de las ciudades en las que ya es una realidad esta iniciativa es Madrid. Allí, el planteamiento del gobierno municipal ha sido el de ir, progresivamente, aumentando el número de colegios a los que es posible acceder a pie y de forma segura, siendo el objetivo que el próximo ejercicio esto sea factible en el 50% de las instalaciones.

¿Qué efectos tiene? Según un estudio elaborado por la Fundación Mapfre, una experiencia piloto realizada en dos colegios madrileños puso de manifiesto que el 70% de los alumnos se desplazó a pie, mientras que un 15% lo hizo en transporte público y el 14% restante, en vehículo privado. Otras urbes en la que ya se aplica esta experiencia son San Sebastián y Barcelona.

Málaga Hoy, 06/12/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada